1 junio, 2017 Ambiente, destacada 423 vistas

Monsanto presiona a la ONU para desvincular al glifosato del cáncer.

Según el diario francés Le Monde, la multinacional Monsanto está presionando a organismos internacionales, como la ONU y la OMS, para despegar al glifosato del cáncer, tras comprobarse la nocividad del herbicida.

La primera parte de la investigación del medio frances, basada en distintos documentos y testimonios, revela como Monsanto recurre a amenazas judiciales contra científicos no estadounidenses, campañas mediáticas de desprestigio contra la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), presiones contra la ONU y la OMS, con el objetivo de quitarle al glifosato su vinculación con el cáncer.

“En el pasado fuimos atacados infinidad de veces, sabemos lo que son las campañas de difamación, pero esta vez estamos sometidos a una presión en contra de una magnitud larga como una novela”, contó al respecto Christopher Wild, director de la IARC en declaraciones a Le Monde.

En marzo de 2015, la mencionada Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), vinculada a la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró que existe evidencia suficiente para vincular al glifosato con, precisamente, la proliferación del cáncer.

Según Christopher Wild, las sucesivas maniobras de Monsanto para minar la credibilidad de IARC y la OMS quedan a la vista en cada nuevo estudio que, pese estar desarrollado por especialistas afines a la multinacional, relativiza la toxicidad del glifosato. O, en su defecto, se divulgan experiencias científicas que minimizan los efectos negativos del herbicida al colocar el rasgo perjudicial del químico por debajo de las consecuencias que puede acarrear el mal uso de determinados artículos hogareños.

En la Argentina el herbicida representa, por lejos, el pesticida más utilizado en la producción agrícola: de acuerdo a números de la industria, de los casi 300 millones de litros de agroquímicos que se fumigan por año, más de la mitad corresponden al herbicida creado en la década del 70 por la multinacional Monsanto.

LE MONDE

Marcel Chavez.

 

 

Comentarios

comments