3 mayo, 2017 destacada, Lesa Humanidad 764 vistas

Madres y Abuelas rechazaron el llamado a la reconciliación sin arrepentimiento de la Iglesia.

La asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) está reunida en Pilar hasta el sábado. Anunciaron que recibirán a familiares de desaparecidos y de represores. Rechazo desde organismos de Derechos humanos.

Un centenar de obispos de todo el país están reunidos desde el pasado martes en la casa de retiros El Cenáculo-La Montonera de la localidad bonaerense de Pilar  encabezados por el presidente de la CEA, el arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo.

A través de un comunicado, anunciaron que recibirán a familiares de desaparecidos y de represores para iniciar ‘un itinerario de trabajo sobre el tema de la reconciliación en el marco de la cultura del encuentro’.

“Primero que abran los archivos y digan que paso, que se arrepientan y pidan perdón. Si es que puede haber reconciliación, será con toda la verdad y reconociendo lo que se hizo, pero no así”. Aseguró Nora Cortiñas, co-fundadora de Madres de Plaza de Mayo Linea Fundadora.

“Que digan qué averiguaron, cómo se movieron, qué trámites hicieron para parar el horror; eso queremos. No puede haber una reconciliación cuando no hay arrepentimientos”. Agregó Cortiñas.

En la misma línea que la dirigente, Abuelas de Plaza de Mayo emitió un comunicado donde afirma que “Una parte de la Iglesia fue cómplice de las desapariciones; con doble moral avaló las torturas y omitió información para el encuentro de nuestros hijos” por tal motivo “volvemos a llamar a todos los feligreses a romper el silencio, a no ser cómplices de la apropiación y a acercar información que nos permita encontrar a nuestros nietos y nietas robados hace ya 40 años”.

“Porque no hay amor en la mentira; no hay reconciliación sin arrepentimiento; no hay perdón sin justicia” dijeron desde la entidad presidida por Estela de Carlotto.

Marcel Chavez.

Comentarios

comments