19 julio, 2013 Comunicados, Justicia 736 vistas

El Rati Horror Show continúa

Fernando Carrera podría ir preso, otra vez, a pesar de su inocencia. Mientras tanto, a principios de 2013, debió ser protegido por el Estado Nacional por una bomba Molotov que fue arrojada en su casa de San Miguel provocando un principio de incendio, y en cuyas paredes los agresores dejaron la siguiente frase: “Contale a Garré. Puto”. También le dibujaron una cruz y un ataúd, en un típico mensaje mafioso.

En la leyenda, los atacantes aludieron a un dictamen de la ministra de Seguridad, Nilda Garré, que ordenó que vuelvan a ser investigados a nivel administrativo ocho policías federales que tuvieron participación en la versión oficial, en enero de 2005. Cuando todos pensábamos que el Caso de Fernando Carrera estaba cerrado… la historia argentina nos demuestra que nunca debemos bajar los brazos.

La Causa

Escándalo jurídico, político e institucional

En junio del año 2012, por decisión de la Corte Suprema de Justicia, Carrera fue excarcelado y se ordenó que se investigue otra vez el fallo de la Cámara de Casación Penal por el caso de lo que se llamó “La masacre de Pompeya” ocurrido el 25 de enero de 2005 que lo condenó a 30 años de prisión.. La razón fue que existieron serias dudas sobre la veracidad de los dichos de los funcionarios policiales que lo persiguieron y acribillaron a balazos mientras conducía su auto,  lo que dio lugar a que el vendedor perdiera el control del vehículo y atropellara a las siete víctimas donde 3 perdieron la vida.

Por su parte el Dr. Zaffaroni, voto de forma particular y avanzó un poco más en el análisis concreto del caso, afirmando que ”…correspondería evaluar es si el impacto recibido por el imputado le ha afectado su consciencia en forma que le haya perturbado gravemente su senso-percepción y en particular, su juicio crítico, su atención y su fijación”, y que los damnificados por el Supuesto Robo no pudieron reconocer a Carrera como el autor del mismo, en la rueda de reconocimiento. Por otro lado el único dato aportado, las gorras que se utilizaron en el robo, tampoco pudieron ser reconocidas por haberse extraviado en la sede policial donde se guardaron. El informe de la ministra Garré, fue la llave que condujo al fallo de la Corte que dejó libre a Carrera.

De esta forma, Fernando Ariel Carrera obtuvo su libertad, momento tan esperado después de haber pasado más de 7 años en la cárcel. Allí estuvo NO MATARAS, acompañando a Fernando, familiares y amigos.

Hoy a más de un año del fallo de la Corte Suprema la causa volvió a manos de la misma Sala que en el 2008 resolvió el caso, habiendo rechazado la recusación de la defensa a fin de que se expida otra Sala diferente. Resulta lógico que otra sala (y no la misma) revise el fallo que condeno a Carrera, toda vez que, si bien la integración de la misma es distinta (dos de los tres jueces son nuevos), el personal dependiente de la misma sigue siendo el mismo.

“Esta “nueva” Sala III se apresta a dictar sentencia en la Causa de Fernando Carrera y fuentes confiables de los letrados de la Defensa han informado que sería inminente la confirmación de la condena a la pena de treinta años de prisión, contrariando así lo decidido por la Corte Suprema. NO LO PODEMOS CREER. ¿De nada vale, haber demostrado la inocencia, que el Ministerio de Seguridad haya pasado a disponibilidad a todo personal policial interviniente, ni que la Corte Suprema de Justicia dijera lo que dijo haciendo lugar a un recurso por arbitrariedad manifiesta? ¿No le importa que se siga perjudicando la vida a un inocente y una familia que no para de llorar, como así también negar la verdadera aplicación de justicia que las familiar de las víctimas fatales se merecen?.

Esta nueva condena a Fernando Carrera implica otorgar un cheque en blanco a la Policía Federal para que continúe con prácticas propias de las dictaduras militares.  A 30 años de la democracia no podemos permitir la continuidad de un impune accionar policial que constituye la más típica expresión de la violencia institucional” dicen Rocío Rodriguez López y Federico Ravina, abogados defensores de Fernando Carreras

Por eso, NO MATARÁS más firme que nunca, difunde, apoya y reafirma su compromiso por la Justicia y la Verdad, junto a los familiares, amigos y compañeros no solo de Fernando Carrera, sino también de aquellos que perdieron a sus seres más íntimos en una Masacre de la que solo fue responsable la fuerza de IN seguridad.

Por Alexis Kalczynski


Comentarios

comments