28 junio, 2013 Integridad 578 vistas

Wichís de Formosa amenazados por denunciar tráfico de órganos

La comunidad Wichí otra vez fue conmocionada por nuevo casos de tráfico de órganos. El lunes 24 de junio,  murió Víctor Segundo, en el  Barrio Obrero de Ingeniero Juarez, producto de la  brutal golpiza que recibió de un criollo de la zona. Dos días después, el cuerpo fue entregado a su familia sin órganos “lo abrieron desde la panza hasta la boca” relato un testigo con identidad reservada. Ayer removieron al comisario de la zona y está cuestionado el intendente Cristino Mendoza.

En los últimos 5 años son cerca de 15 los casos de vaciamiento de órganos que la Comunidad denuncia. Las víctimas fueron de las localidades de Ingeniero Juarez, Teniente Fraga, y Ramón Lista.

La intención de estos pueblos es que se tomen cartas en el asunto, sumar  organizaciones, instituciones y personas que puedan hacer las correspondientes gestiones para la denuncia y el esclarecimiento. Los integrantes de las comunidades wichís  que elevan las denuncias, quedan expuestos y desprotegidos ante el movimiento de mafias que operan. Al tiempo de revelar los hechos  reciben en sus teléfonos amenazas que buscan atemorizarlos y muchas veces lo logran.

Hay varios testigos de la golpiza que llevó a la muerte a Víctor Segundo, pero por temor a represalias no  lo manifiestan.  El criollo que lo golpeó dijo que fue una pelea entre aborígenes, y  la justicia provincial formoseña siempre va a priorizar su versión de los hechos a la del los wichís.  La situación de mafia que se vive en la Formosa de Gildo Insfran da miedo a todas las comunidades aborígenes.

El barrio Obrero de Ingeniero Juarez, , fue el contexto donde hace unos meses  una mujer fue violada y asesinada y su familia fue persuadida de que no hiciera la denuncia correspondiente como  se expresó en la última Cumbre de Pueblos Originarios que se realizo en Formosa.

El temor a las denuncias y las que caen en el olvido, por negligencia o intención hacen del tráfico de órganos algo casi frecuente en estos pueblos formoseños, donde muchas de las victimas como Victor Segundo no poseían DNI. La extracción de un órgano no es algo sencillo, involucra a, médicos,hospitales, funcionarios y lo que sigue en la pirámide institucional con complicidades varias.

Por Adriana Vanoli y Carolina Vares

 

Comentarios

comments