12 febrero, 2013 Proyectos 526 vistas

La continuidad del proyecto Y’an Yomaghan y el derecho al agua

El equipo encargado de la continuidad del proyecto “Y’an yomaghan (Dame de beber), que se basa en la instalación de pozos de agua con su correspondiente distribución, realizó el 19 de diciembre último el segundo viaje a la Colonia Potae Napocna Navogoh, en el departamento de Pilcomayo a 184 kilometros de Formosa, Capital.

Viajaron 8 personas con dos vehículos desde Buenos Aires y se contrató un equipo técnico y conocedor del suelo de la Ciudad de Laguna Blanca, a 4 kilometros de La Primavera

En este último viaje, se realizaron dos pozos de agua con su correspondiente vertiente mediante molino, tanque, canilla comunitaria  y bomba hidráulica manual. Los análisis de estos dos tipos de agua se llevaron a analizar a la facultad de agronomía, y a un laboratorio privado a la espera de dichos resultados.

Pozo I
El primer pozo fue para la reinstalación de un Molino de viento en un paraje denominado Barrio Nuevo a 8 kilómetros de la ruta provincial N 2. Se recorrió, previamente, el territorio visitando 7 familias para conocer su cercanía al molino como único recurso para la obtención de agua, salvo un aljibe construido en una de las casas edificadas luego de la represión del año 2010 donde murió Roberto López y la policía de la provincia de Formosa incendió 17 casas de pobladores QOM.

El molino había sido instalado por el INTA, en el año 2010, el único de un proyecto con recursos para cuatro y estuvo solo 6 meses activo. Dicho molino, ubicado al pie de un estero artificial, tenía piezas claves averiadas, y un pozo derrumbado. Su inutilización era completa lo que demostraba el camino cerrado por altos pastos espinosos hacia el lugar.

Se cambiaron las piezas dañadas que efectúan la succión del agua. Se realizó una perforación de 14 metros , se colocó la correspondiente cañería con filtro especial que vincula el pozo con el molino para la extracción de agua.

Se montó una torre soporte de 3 metros de largo con un tanque de 750 litros y una canilla para abastecimiento del agua proveniente del tanque al pie del molino. Son 18 las familias que obtendrán agua de este molino. En dicha tarea, se destaca la colaboración sin interrupción, aún con intensa lluvia, de Rodolfo Sanagachi y Quisinaquai Calista, integrantes del Pueblo QOM.

Pozo II
La zona elegida había sido producto de un recorrido y relevamiento, en un primer viaje, a mediados de noviembre del  año 2012. Situada a 4 kilómetros de la ruta 86. No hay una cantidad exacta de familias en ese territorio alejado que viven sin electricidad y obtienen agua de una represa con agua oscura donde en épocas de sequía también resulta sumamente escasa.

Allí, se realizó una perforación de 10 metros, se colocó una cañería con filtro y una estructura para soporte de una bomba hidráulica manual para succión y elevación. El lugar puntual de ubicación de la perforación fue el punto más alejado de la represa donde dos niños caminan 1,5 kilómetro para buscar agua con un bidón de 25 litros, 2 veces por día.

El  17 de Febrero 2013, el equipo regresa a Formosa para realizar una nueva perforación, instalar un tanque tipo aljibe con el sistema para recolección de agua de lluvia, extensiones de cañerías para seguir con la distribución de agua en los puntos donde ya se instalaron bombas, y edificar una Plaza de juegos para niños en las cercanías del Centro de Integración Comunitario CIC, donde a veces transcurren muchas horas de su día.

De acuerdo al censo  de los años 2010, sólo el 29% de los formoseños tiene acceso al agua potable y cloacas. El riesgo de muerte en el primer año de vida es 2,5 veces superior en la provincia de Formosa (19,2) que en la Ciudad de Bs As (7,7) (Unicef 2009).

Uno de los principales factores que genera las enfermedades desencadenantes de la muerte prematura es al contacto con  agua o desechos orgánicos contaminados. Como en África subsahariana, los QOM comparten las fuentes de agua doméstica con los animales o dependen de pozos sin protección que son caldo de cultivo de agentes patógenos.

En nuestro país, esta realidad se repite en otras geografías y otros territorios. Pero es comenzar y extenderse, replicar el trabajo, contagiarlo y presionar con el trabajo  para que los que tienen la responsabilidad  de la distribución del recurso esencial  del agua lo hagan sin discriminar.

Agradecemos a todos los que hicieron posible los 2 primeros viajes, las organizaciones Fundación CCNV, Acercate A La Vida Cipolletti, No Matarás, Rock & Vida, Centro de Jubilados Nueva Vida, Jóvenes Por Los Barrios. Las decenas de familias que se sumaron y los voluntarios que con esfuerzo y amor sembraron su tiempo, conocimiento y arduo trabajo.

Nos espera un nuevo desafío, entre todos será posible.
Y’AN YOMAGAHN.
aguaysaneamiento@outlook.com

Comentarios

comments