9 febrero, 2013 Justicia 548 vistas

17 años sin justicia por la muerte de Marcela Iglesias

En el día de hoy, en horas del mediodía, se realizará un homenaje en memoria de Marcela Iglesias, que murió  aplastada cuando se desplomó una estatua en el Paseo de la Infanta. 

Marcela se disponía a ir  a la colonia del Club Banco Hipotecario en febrero de 1996 pero, como se encontraba cerrada por ser el día del empleado deportivo, salieron a conocer la Ciudad hasta llegar al Paseo de la Infanta a disfrutar de los juegos.

Poco después, Marcela Iglesias moría aplastada por una escultura gigante de 270 kilos que era parte de la muestra de la Galería Der Brücke, que se encintraba en un espacio público y sin permiso municipal.

La negación de la justicia en este caso hizo que la causa se demorara y, a los 12 años de haber iniciado el juicio, la Corte Suprema decidió, por mayoría de sus miembros, desestimar el pedido de rechazo de la prescripción solicitado por la familia luego de que se promulgara la Ley 25.990  en febrero de 2005, que modificaba las condiciones de prescripción en las causas penales, ley que también dejó impunes a los acusados en las causas de corrupción tales como la de los guardapolvos de Bauzá, la leche de Vicco, y el resonante caso del soldado Carrasco, entre otros.

A pesar de haber pasado por todas las instancias judiciales, esa prescripción y escándalo jurídico violó el derecho constitucional de la familia de tener acceso a la justicia, conocer los hechos y que se sancione a los culpables

En el años 2008, se realizó una presentación ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y, a la fecha, la familia de Marcela, luego de 17 años de búsqueda de justicia, sigue trabajando sin bajar los brazos mientras los responsbales siguen impunes.

Por Eugenia Rivas Leise

Comentarios

comments