15 enero, 2013 Comunicados 700 vistas

Comunicado por los asesinatos de los Qom

Desde el Movimiento No Matarás, repudiamos enérgicamente los asesinatos ocurridos en el norte de nuestro país contra los pueblos originarios. Solo en enero, tres episodios de violencia racista y clasista develan que, en la férrea y justa defensa de los derechos humanos en Argentina, no entran todavía las comunidades aborígenes y las violaciones sistemáticas que sufren cotidianamente.

Celestina Jara, de 49 años, y su nieta, Lila de 10 meses, atropelladas por un gendarme que se bajó del auto a golpear al esposo de Celestina, Ricardo Coyipe, el único que quedó vivo después del impacto, quien aún tiene dolores en el alma y en los huesos. Imer de 12 años, en el Impenetrable, cuyos asesinos, después de matarlo a golpes, le arrancaron el pedazo de piel donde llevaba el tatuaje de su etnia Qom. Juan Daniel Díaz, en la colonia Potae Napocna Navogoh, de 16 años, hijo de Pablo, un luchador por la causa indígena y sobrino de Felix Diaz.

Estos crímenes indican la violencia terminal, la ostentosa, pero es precedida por otra silenciosa que se manifiesta en la ausencia de igualdad de derechos con otros habitantes de nuestra sociedad. Acceso al agua, a la salud, a la tierra, a la identidad y a la construcción de ideas propias, como piden los ancianos de pueblos preexistentes a nuestros estados. Intendentes denunciados penalmente por conductas racistas y discriminadoras, como Lorenzo Heffner en Villa Rio Bermejito, en el Impenetrable. Gobernadores como Gildo Insfran y su política de despojo y muerte, y un Gobierno Nacional insensible -que recibe a Luis Miguel y a Madonna pero no a Felix Díaz- son el mejor marco para que los violentos, con móviles claramente racistas, puedan atentar una y otra vez contra los habitantes de los pueblos indígenas.

Para terminar con la estigmatización que mata es que nos levantamos, hartos de tanta pasividad, y exigimos el cese de la violencia para con nuestros hermanos de pueblos originarios. No Matarás, enero 2013.

Movimiento No Matarás

Comentarios

comments